Torneo

¡Gladiadoras a la final!

Ayer por la tarde, en el Complejo Pedro Pompilio, se enfrentaron Boca y San Lorenzo por la semifinal de vuelta de la Copa de Oro. Las Gladiadoras repitieron el resultado y las goleadoras del partido de ida. Fue triunfo por 2 a 1 con goles de Micaela Cabrera y Ruth Bravo. El tanto visitante lo convirtió Débora Molina.

Tarde soleada en la ex Casa Amarilla, la gente se acercó en gran número para alentar al equipo. Boca salió a la cancha con una línea de fondo que no era la habitual y eso se sintió en el partido, sobre todo en los primeros minutos. Sin Cecilia Ghigo en la saga central, pero con Florencia Quiñones en su lugar.

Las azulgranas presionaban la salida de las dirigidas por Meloni y  forzaban al pelotazo o al pase corto con la arquera. Jugadas que hacían recordar al partido de Argentina con Croacia y como los pases al fondo comprometían al guardameta. Así fue que, promediando los 15 minutos del primer tiempo, Débora Molina quedó sola de cara al arco y marcó el gol para las Santitas. Con ese resultado, el pase a la final se definiría por penales.

Las Gladiadoras no tardaron en convertir el empate. Buscaron por ambos laterales, con Stabile, Taker (volvió a la titularidad tras la baja de Julieta Cruz por lesión), Troncoso que aguantaba bien de espaldas, Barrera y Cabrera orbitando por todo el frente de ataque y Bravo que se metió un poco más al área.

La búsqueda tuvo su recompensa y llegando a los 40 minutos, Cabrera abriría el marcador frente a Álvarez, que pese a su estirada no pudo desviar la pelota. La tribuna gritó el empate y desde afuera, Julieta Cruz, festejaba como loca el gol entre emoción e impotencia por no poder estar.

Dos minutos después llegó el gol de, la 10, Ruth Bravo. Fue una jugada rápida en la que remató al arco y dejó sin chances a la portera. Chule salió corriendo y celebró a pura sonrisa. El festejo se dividió en dos puñados de abrazos, en el área rival y en el fondo. Daba la sensación de partido liquidado.

El segundo tiempo fue similar al primero, exceptuando que Boca contaba con la tranquilidad de tener el global a su favor por 4 a 2. La visita sabía que debía convertir dos goles más para forzar los penales. Salieron con esa intención, pero no tuvieron llegadas que hicieran peligrar el arco de Minnig.

Llegando a los 20 minutos del complemento, Barrera hace un giro y remata pero en el momento se tira al suelo y comienza a gritar. La jueza del partido, Salomé Di Iorio, detiene el encuentro y pide asistencia urgente para la delantera. Probablemente, lo de Yoko sea un esguince; lo sabremos con certeza en estos días.

San Lorenzo intentó, pero sin peligro y los minutos pasaban. Cometieron varias faltas y se notaba el nerviosismo en algunas jugadoras, el tiempo se iba apagando como la luz en la tarde de La Boca.

A los 49 minutos la jueza del encuentro dio el pitazo final. Todo el equipo se fundió en un abrazo, suplentes y lesionadas. Eran una. Luego fueron a saludar y festejar con el publico que las había ido a ver.

Ganó Boca, está en la final y espera. Hoy se define quién será el rival si River o UAI Urquiza (el encuentro se está jugando al momento de publicar esta nota. De momento, UAI gana 2 a 0). Sea cuál sea no hay dudas que el equipo dejará todo para lograr el objetivo.

Formación de Boca: Minnig, Arrien, Stabile, Benitez, Quiñones, Taker, Cabrera, Vázquez, Barrera, Bravo, Troncoso. Banco de suplentes de Boca: Chaves, Ollivier, Gimenez, Curril, Ghigo, Reche y Gergo. DT: Christian Meloni

Cambios: Giménez por Vázquez y Gergo por Barrera (lesión).

Formación de San Lorenzo: Alvarez, Corti, Leites, López, Pereyra, Ramirez, Preininger, Cañete, Molina, Medina, Silvera. Banco de suplentes: Ibañéz, Boloquy, Merlos, Vázquez, Schmidt, Mieres. DT: Agustín Benchimol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios